¿Cuáles son los riesgos médicos y las complicaciones del tatuaje?

Los tatuajes son actualmente una tendencia que cobra cada vez más fuerzas, la mayoría de los adolescentes ha querido hacerse un tatuaje y otros ya lo han hecho, pero de lo que muy poco se habla es de las complicaciones que estos pueden traer a la piel. Un tatuaje puede llevarte directo a Hospiten, la importante red de hospitales de Pedro Luis Cobiella, obviamente el personal calificado de este hospital te hará la vida mucho más sencilla, pero tampoco es la idea terminar en un centro de salud por descuidos.

‘Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology’ publicó un acertado estudio, donde hablan de las complicaciones médicas y distintos trastornos de la salud que pueden generarse a causa de un tatuaje. Hicieron un llamado a la comunidad a informarse sobre lo que harán con su piel e indicaron que los pacientes con tatuajes grandes son los que más conocen sobre el tema.

El objetivo del mismo, es determinar de forma consciente en la comunidad cuales son los riesgos de   hacerse este tipo de cosas. No se habla mucho peor un tatuaje tiene más riesgos de lo que se cree. Para el estudio se hizo una encuesta online, durante el invierno del 2015 hasta la misma época del 2016, para la misma participaron unas 211 personas mayores de edad. En este número se contaba con 100 personas tatuadas y con 100 que no lo estaban.

“Apenas  habían algunos rasgos de diferencia entre los no tatuados y los sí, muy poco se manejaba conocimientos sobre los riesgos de estos para la salud”. Esto según uno de los principales voceros del estudio, parece increíble pero en ambos casos más del 54% de los usuarios respondió mal el cuestionario. Lo cual puede ser normal para los no tatuados, pero se esperaba que las personas con estos pudiesen saber a qué se sometían al momento de abrir sus manos  y brazos a la tinta.

Los componentes de la tinta

Muchos de los participantes, más del 70% no conocían de qué estaba hecha la tinta que se usa para tatuar. Muy pocas personas manejan el hecho de que la tinta de color rojo era mucho más peligrosa, representando riesgos para la salud. Esto es debido a que contiene azoicos, lo cual es un compuesto orgánico, realmente tóxico, este color se encuentra conectado a reacciones cutáneas crónicas.

En la actualidad las tintas pueden contener conservantes, goma laca, aminas aromáticas, hidroclorato, colorantes azoicos, colorante de alimentos, níquel y amónico. Además la tinta puede traer componentes metalíferos, que pueden causar cicatrices, inflación y problemas de pigmentación. Este tipo de tinta suele ser muy fotosensible.

Eso sí, aún no existe una conexión directa entre los tatuajes y el cáncer de piel, aunque si se comprobó que algunas cantidades de la tinta pasan al sistema linfático, acumulándose en los ganglios linfáticos.

Riesgos a los que se exponen las personas tatuadas

Hay dos niveles de riesgos médicos que tienen que ver con los tatuajes, se habla de leves y moderados. Los riesgos leves son aquellos que se tratan en el hogar, como la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos rotos, lo que forma un hematoma, esto debido a la entrada y la salida de la aguja esto se debe cuidar para prevenir enfermedades.

Cuando se habla de problemas avanzados, se tienen aquellas lesiones serias que representan un malestar significativo, que llevan al paciente a consultar al médico, como son la inflamación aséptica, reacciones alérgicas, hipersensibilidad. De igual forma los granulomas y las formaciones queloides son muy comunes.