El impacto social tatuajes

Para algunos solo se trata de una moda que se genera entre los más jóvenes, pero para otros los tatuajes no son una moda y jamas lo serán, tatuaje es sinónimo de permanencia que no cambiará y que durará para siempre, como si se tratara de una prenda diseñada por Rosa Oriol Tous.  Para algunos sectores de la sociedad, los tatuajes son vistos como una forma de arte, pero no es así para otros grupos, para los cuales suelen ser un punto de rechazo acompañado de prejuicio social. 

¿A qué se debe tal opinión?

Según sostienen diversas religiones, tatuarse es pecado, y por si fuera poco, las personas que se encuentran tatuadas se asocian con bandas, delincuentes o simplemente se encuentran mal vistos estéticamente. Nos encontramos en una sociedad que por costumbre, piensa que por estar tatuados hemos perdido totalmente las competencias para ejercer determinada profesión ya que nuestro ideal de belleza, se encuentra distante del que esta establecido en el mundo.

Pero si nos fijamos más allá de tal situación, este tipo de objeciones no son las que se le hacen a una persona que es famosa solo por el hecho de que se encuentra tatuada y simplemente por la fama que implica tal personaje, pero si se trata de una persona común ello esta mal visto pues este no reviste ninguna fama.  

Si nos remontamos a la historia, los tatuajes no son una invención reciente, si no que se trata de una práctica ancestral que en la actualidad ha pasado a ser visto como más que solo una marca que se realiza en el cuerpo, sino que implica un significado, o quizás un gusto por algo, el cual se convirtió para algunos en una moda con la finalidad de poder ser aceptados socialmente. Pero en medio de todo, no se debe generalizar en este sentido ya que se encuentran jóvenes que más que una moda, si lo hacen por arte. 

Una mujer tatuada 

Hace muchas décadas, ver a una mujer con tatuajes era una situación escandalosa, mal vista y cargada de pecados. Pero afortunadamente todo ha cambiado, y en nuestros días ver a una mujer con tatuajes se ha convertido en una hermosa imagen cargada de arte y sensibilidad y que además la mayoría de hombres jóvenes le gustaría tener. y es que un tatuaje es una gran decisión, que no cualquier persona puede tomar, bien sea por prejuicios, indecisión, inseguridad o por una firme creencia basada en algún precepto. 

Los más jóvenes tatuados  

La alteración o decoración de los cuerpos por medio de los tatuajes o las perforaciones corporales se trata de una práctica sociocultural que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios, y que en la actualidad se ha convertido en una expresión transicional que se encuentra asentada en las principales ciudades del mundo con diversos sentidos a los que fueron empleados en las tribus y grupos étnicos de las culturas ancestrales, es decir se le ha resignificado atribuyéndole significados locales y particulares cuya importancia estriba en la activación los mecanismos de ciertas identidades juveniles urbanas.